martes, 11 de noviembre de 2008

_DECORHOGAR.


Si tendría o tuviese un espacio tan enorme para instalar unos sofás así de grandes, probablemente lo haría de la misma manera y con los mismos colores. Quiero decir que me gusta la decoración. Minimalista, muy Zen, El “blanco hueso” combina perfectamente con el “blanco puro” y la idea de enmoquetar el suelo con el mismo tono que la piel de los visillos me parece superadecuada. Le da sensación de limpieza a la estancia, de más amplitud, de más luz, de más equilibrio (a fumar al patio). La idea de separar convenientemente a los amigos es la adecuada a un espacio tan sosegado y cool; y el único foco de luz natural remarca magistralmente la presidencia y la mesa-bunker-sinceniceros-con-detalle-modernista-y-centro-acristalado, que ensalza los colores naturales (propios) de los invitados. Si acaso me sobran las banderas y son geniales las dos obras de Miró, más que nada porque son originales y no litografías numeradas. (Vaya puta mierda de lámparas).

No hay comentarios: