sábado, 25 de octubre de 2008

_RAQUEROS.

El autor de la entrada en Wikipedia se empeña en asociar la palabra raquero con el término ingles wrecker (“ladrón de barcos, saqueador de naufragios”), es inexacto como veremos.

El diccionario de la RAE dice:
raquero, ra.
(De raque).
1. adj. Dicho de un buque o de una embarcación pequeña: Que va pirateando o robando por las costas.
2. m. Hombre que se ocupa en andar al raque.
3. m. Ratero que hurta en puertos y costas.
raque.
(Quizá del gót. *rakan, recoger con rastrillo; cf. neerl. raken, ingl. to rake, b. al. raken, islandés raka).
1. m. Acto de recoger los objetos perdidos en las costas por algún naufragio o echazón. Andar, ir al raque


Si es cierto que la palabra se popularizó en los muelles de Santander a finales del siglo 19 y principios del 20 y que los ingleses que arribaban a nuestras costas empleaban el término raquers para señalar a los buscavidas, generalmente niños de condición humilde, que se prestaban a recoger objetos caídos al agua o monedas que deliberadamente tiraban desde la borda para entretenimiento y disfrute del resto de pasajeros. Andar, ir o estar al raque parece ser el origen del adjetivo. Con el tiempo, la práctica de tirar monedas para que los niños necesitados bucearan y las recuperasen se convirtió en una atracción cotidiana para lugareños y visitantes (estamos hablando de principios del siglo 20) y se comenzó a calificar como raqueros (o raquerucos) tanto a los buceadores (quizás, si no salían del agua la diversión era completa) como a los jóvenes delincuentes que se movían por los muelles prestos al descuido.



Raqueros lanzándose al agua. Fotografía tomada en 1890 en Santander, modelo para las esculturas de José Cobo Calderón.



"Eran niños marginales que vivían la picaresca del puerto. Desnudos o semidesnudos se lanzaban a las aguas de la bahía a recoger monedas que lanzaban los viajeros" . (José María de Pereda).







Ninguna de las acepciones de la RAE se limita a niños o a la ciudad de Santander. El término raqueros fue utilizado en Galicia y Asturias, incluso en Andalucia (cierto es que más tarde) para calificar a quienes se aprovechaban de los accidentes de los transportistas para quedarse con parte de lo transportado y cierto es tambien que esto está lejos de la Ley del Mar.


R.L. Stevenson escribió sobre los wreckers (su familia eran constructores de faros). Y Julio Verne en “El faro del fin del mundo” donde también conviven fareros y wreckers en la Isla de los Estados.. Lo que diferencia a éstos y otros de los raquerucos es que aquellos provocaban el naufragio de las embarcaciones con distintas artimañas. El hecho no es exclusivo de las costas inglesas o francesas, evidentemente, Alfonso X El Sabio, en "Las Partidas" recoge lo siguiente:


"Pescadores é otros omes de aquellos que usan á pescar, é á ser cerca la ribera de la mar, facen sennales de fuego de noche engannosamente en logares peligrosos á los que andan navegando, é cuidan que es el puerto allí; ó las facen con entencion de los engañar que vengan á la lumbre, ó fieran los navios en penna, o en logar peligroso é se quebranten, porque puedan furtar é robar algo de lo que traen; é porque tenemos que estos atales facen muy mal, si acaesciese quel navio se quebrantase por tal enganno como éste, é pudiere ser provocado, é quales fueron los que lo ficieron; mandamos: que todo quanto furtaron o robaron de los bienes que en el navio venian, que lo pechen quatro doblado si les fuere demandado por juicio…


Actualmente, al menos en Santander, se llama raquero a la persona mal hablada o de actitudes “barriobajeras”.


En las poblaciones de costa siempre ha habido, hay y habrá gente al raque (acto de recoger los objetos perdidos en las costas por algún naufragio o echazón) seas raquero o no. Una mañana puedes encontrarte 29.990 patitos de goma que cayeron al mar hace 14 años en el culo del mundo, un contenedor de zapatillas adidas que 7 años después de caer al mar en Australia recalan en Llanes o un paquete de 5 kilos de cocaína con los que tropiezas paseando por Langre. De ésta historia ya hablaremos.


José Cobo Calderón nació en Santander el 29 de julio de 1958.
Título:Monumento a los raqueros
Ubicación:Muelle de Calderón, Santander, Cantabria
Material:Bronce

8 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Vaya un oficio. Curioso, que no casual. Las casualidades no existen.

Desadaptada Social dijo...

oye, aqui en méxico tambien hay de esos niños, pero hay ahora,,, bUENo no se si aun, pero yo recuerdo que cuando era pequeña fuimos a Veracruz, y en el puerto habían unos niños semidesnudos que se lanzaban al mar por monedas que les lanzaba la gente ociosa. Y ellos, se quedaban con las monedas. Los he visto, pero dato interesante, no sabía cómo llamarles.. jeje
Muchos saludos mexicanos. :d

Naturline dijo...

Cuando la necesidad aprieta la necesidad se convierte en oficio. Magnifico post.

Necronomicón.net dijo...

Supersalvajuan:

No casualidad no era, más bien necesidad por una parte y falsa opulencia por la otra.


Diana:

(¿Diana está bien?, lo recuerdo porque así se llama una de mis sobrinas). Creo haber visto un documental de eso que me cuentas de Veracruz. Se practica también en otras partes del mundo; desgraciadamente no es un deporte olímpico sino la realidad de las desigualdades sociales. Ya me dirás…

Gracias por vuestra visita, por leerlo y por comentar.

Necronomicón.net dijo...

Naturline:

Gracias por tu visita por leerlo y por comentar. No, no necesito cremas ni objetos varios. Gracias.

Y SE VOLVIO GUIRI? dijo...

Y LO SON TAMBIEN LOS QUE VAN AL RESTURANTE DE CORBATA, POR AMPLIACION, O LOS QUE SE PRESENTAN A LA PUERTA DE TU CASA A PAGARTE UNA VISITA CON ALGUNA MILONGA SOSPECHOSA,SIN TU HABERLES DADO CITA ( DE ESTOS ULTIMOS VAN QUEDANDO MENOS, AHORA TE DAN EL PALO CON UN TECLADO ).
NO ES NECESARIO SER "PAJARERO Y BICHERO" PARA SER UN PALERO...

DALE LIN...

Necronomicón.net dijo...

Y se volvió guiri?:

Si, los raqueros ahora están en la acera de enfrente, en el Paseo de Pereda; suelen conducir audis blindados.

Correo recibido guiri. Mándame una lista de grupos que aquí todavía no han sacrificado la mula. Y cuídate que London mata.

Te escribo. Saludos a la mulata.

Necronomicón.net dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.