miércoles, 8 de octubre de 2008

_KAPPAROS O KAPAROT





fotos:
Reuters.com
Mashala Digital

5 comentarios:

Galina dijo...

¡Coño, si es mañana!
¡Qué fatalidad, y yo sin un shojet a mano! (sí que lo hay... desde mi ventana se ve la Sinagoga)
Si supieras como huele hoy Tel Aviv (una zona en concreto) no lo olvidarías.
Recuerdos de ambos.
Y mejor una ración de pulpo en Santander que un pollo en Bersheeva.

miquelet dijo...

¿Y qué culpa tendrá el pobre pollo de los pecados de los demás? ¿Y cómo se purgan los pecados de un pollo? ¿Agitando y sacrificando personas?

Salud.

Necronomicón.net dijo...

Galina:

Antes que pulpo en Santander te recomendaría unas anchoas o unos boquerones. Dorada, merluza o carne lechal de Campoo.

Saludos para ambos.

Gracias por la visita, por leerlo y por comentar.

Necronomicón.net dijo...

Miquelet:

Pues yo creo que los pollos no tienen la culpa de nada. Ni los carneros y carneras. Además, ¿Qué culpa o pecado puede tener un pollo (o polla)?. Su mundo ya debe ser un limbo hasta que decidimos comérnosles. Lo del ritual “religioso” es lo que me ha llamado la atención. Lo de que por un ritual de “Limpieza” se sacrifiquen animales.

¿Por qué los primigénios eligieron los pollos, gallinas, gallos?, ¿Fue una cuestión de disponibilidad o de adaptabilidad?. Debe ser mucho más difícil voltear un burro (y después rebanarle el pescuezo), voltear un chon (y después rebanarle el pescuezo)…

En fin, feliz día a los hombres y mujeres de buena voluntad.

Miquelet, gracias por la visita por leerlo y por comentar.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.