martes, 28 de octubre de 2008

_FAJADORES Y TONGOS.





Casualmente (casualmente) he visto y oído una entrevista televisada al número dos. Sorprendente. En siete minutos ha empleado la palabra patriota o patriotismo (siempre de forma positiva) en once ocasiones. Parece que también pretenden apropiarse del término. En realidad su spam proclama somos los únicos progresistas y patriotas. Han intentado ponerle contra las cuerdas y le han puesto, no se desenvuelve bien en el intercambio de golpes, tiene el defecto de esos boxeadores barulleros que meten el codo y la frente; está espeso de cintura y se avergüenza del tuneado automovilístico y despachoril pero con boca pequeña (como disimulando). “Ellos más” es el recurso de los púgiles sin recursos técnicos. Qué bueno era Whitaker. Pegar y que no te peguen es la quintaesencia del Arte. Mohamed Ali (ex Clasiuss Clay) tatuó la impronta. El número dos no sabe salir de la esquina contraria sin llevarse todas en el morro. Es lo que se llama fajador, un limitado con pocos recursos técnicos que se arriesga al intercambio confiando en su pegada. Dos cuentas de protección en siete minutos, el árbitro (la arbitra en éste caso), muy casera. Ha perdido claramente a los puntos, claramente, pero vuelve a su esquina levantando los brazos intentando conseguir el voto de algún juez de esquina indeciso. Tiene a su favor que pelea en casa y el público ha jaleado sus golpes al aire como si fueran efectivos.

Tres momentos de publicidad expresa con señoritos encorbatados (uno calvo, el otro no) portando sendos carteles: “El banco Santander gana 6.935 millones de €, un 5,5% más que el año anterior por éstas fechas y en el mismo periodo”, el segundo: “El déficit del Estado se eleva a 13.576 millones de €”.. Al número dos se le cae el protector bucal pero la árbitra está atenta y le da un nuevo resuello. Pelea en casa. Comienzan a escucharse los primeros pitos. Yo no me atrevo a gritar tongo pero lo pienso. El tercer cartel lo porta un amigo mío: “cuando yo estoy mal de pelas no te puedo regalar nada, ni a ti ni a nadie”. La gente en Melilla necesita obras en sus barrios para que no se les inunden las casas con riadas. En otros barrios de Madrid, Valencia, Sevilla, etc. etc./idem de idem. A otros les tiran las casas en las que llevaban viviendo cuarenta años, o las infrachavolas en las que subsisten, o son menosquemileuristas condenados a comer sopa con pocos tropiezos en comedores sociales. El chalete igual de ilegal que Cho Vito del alcalde o prevaricador de turno sigue en pie. Les regalamos millones a damnificados en Cuba o Sebastopol (que me parecería muy bien en época de bonanza) pero a los nuestros no; ahora no. ¿No éramos patriotas?. El número dos anda bien de hígado; aguanta racaneando. No es un técnico y nunca lo será. Es un barullero y ratonero. Nunca será un doberman o un pit bill. Sus recursos son muy limitados. Mucho, mucho, mucho.

Lo he visto casualmente. Arrastrándose por cualquier ring. Incluso en los de corazón. Tiene la suerte de los encumbrados sin méritos propios.

Me voy un rato a saltar a la comba que comienza a hacer frio por aquí.

10 comentarios:

Valentina. dijo...

No lo puedo evitar.
Cada vez que veo-oigo al señor Blanco no dejo de pensar en el repelente niño Vicente: cortito, mala baba, pelota... si hasta la cara es de jodido-chivatillo!

Uno de los misterios de la política: cómo ha llegado Blanquete a nº dos.
Bueno, y aquí va otro no menos misterioso: cómo llegó Aznar a nº uno.

Así nos va.

Necronomicón.net dijo...

Saludos Valentina:

Creo que es fácil contestar a la última pregunta que te haces. A poca memoria que hagamos podríamos citar muchos casos de corrupción en los Gobiernos de Felipe González, llegó un momento que la situación era insostenible, de vergüenza ajena, con implicaciones delictivas que aún hoy exmiembros del ejecutivo están pagando. FG se lo puso fácil a cualquier candidato opositor, el país estaba harto. A mi pobre entender Aznar no lo hizo mal en su primera legislatura. La segunda fue nefasta, garrafal. Ahora es un Iniciado para un grupúsculo de acólitos. Felipe González (más listo él) supo desaparecer de escena, dejar que otros se comieran los marrones y hacer fortuna fuera de España.

Gracias por tu visita, por leerlo y por comentar.

supersalvajuan dijo...

Si ese es el número 2, así nos van. La patria. NI que hubiera estado en la batalla de Lepanto.

Necronomicón.net dijo...

Supersalvajuan:

Recuerdo perfectísimamente cuando el grupo parlamentario de éste señor (¿ha quedado bien lo de “grupo parlamentario?) llamaba fascistas a quienes citaban la palabra “patria”, eran los mismos que enarbolaban la bandera republicana en los mítines…Ahora resulta que son los más patriotas. Once veces (las conté) en siete minutos.

Agitando su patriotismo.
A L U C I N O.

Gracias por tu visita, por leerlo y por comentar.

miquelet dijo...

Aquí, los dos principales partidos deberían cambiar de nombre: El Partido Español contra el Partido Populista.

Salud.

Necronomicón.net dijo...

Miquelet:

La propuesta no es descabellada, pero estoy seguro que no se pondrían de acuerdo en el reparto de papeles (perdón: de nombres).

Gracias por la visita, por leerlo y por comentar.

ROSTAM dijo...

Pepiño Blanco me recuerda a Perfectus Detritus, si recuerdas la Cizaña de Asterix.

Dan ganas de decirle "niño, deja de joder con la pelota".

Me pregunto, qué ha hecho en la vida este tipo con aire de exseminarista de Mondoñedo como para permitirse dar lecciones a nadie?

Un saludo amigo

Necronomicón.net dijo...

Perfectus Detritus, superagente 86, Otilio, el último suspiro de A. Guerra, el peor boxeador del mundo, fumanchu, superlopez, tintin un viernes, el ratón de la buhardilla de rue 13, Crispin desatado, Hernández de ajenjo, Don Pantuflo cuando se hizo del Barsa, Josete el colega del Alcántara pequeño, Benji (chupón), Candice White, el conde Patula, Dino (el saurio simpático), Speedy Gonzalez puesto, el pequeño de los rescatadores, el primer argentino que le dio el palo a Marco (el de Amedio), el príncipe Zafiro, funcionario.

Saludos Rostam. Gracias por la visita por leerlo y por comentar.

Punch on the rooks dijo...

Se dan muchas de esas veladas. A veces algunos se tiran porque en el suelo no vale. Ëste elemento no tiene reflejos ni elasticidad para saber tirarse sin que le pillen así que mete los codos y la frente y no deja hacer. Barullero con poco encaje.

Necronomicón.net dijo...

Punch on the rooks :

Pelear en casa supone al menos 0,5 puntos por cada uno de los cinco jueces, como tu sabes. Por eso el visitante, aún más si es candidato al título, tiene que buscar el KO.

Saludos, gracias por la visita, por leerlo y por comentar.