domingo, 7 de septiembre de 2008

_VENTILADORES, NORIAS Y OTROS ARTEFACTOS QUE REVUELVEN Y PRESENTAN MIERDAS.


Hace unos días alertaba sobre la necesidad de desactivar los androides con neuronas de rata. (Se puede leer AQUÍ). Por lo que parece no solo alguno de los aludidos no ha sido intervenido sino que además se le da publicidad, se le paga y se le permite ofender la dignidad de quienes queríamos cenar una dorada viendo la tele.

Hay algo mucho más impactante que las mesas de debate que nos ofrece Jordi González, ésas en las que “embizca”, que no modera, posiciones tan intransigentes como la de Sopena y Maria Antonia Iglesias con cuantos esparrings se le ocurra ponerles por delante, que la timotómbola que tienen montada, que la ineptitud del realizador. Suelen ser más impresionantes, viscerales, sobrecogedoras, las entrevistas a “invitados”.

No me es difícil imaginar la reunión de guionistas proponiendo temas de debate o invitados que toquen la fibra del espectador, “única testigo de violación”, “enterrador anónimo”, “convenció a su padre para que no se suicidara” ... pero me gustaría imaginarme otros responsables decidiendo qué temas no deberían convertirse en carnaza.

La selección de “invitados” (entiéndase presupuestados) puede calificarse como “variopinta”, aunque el origen de los sujetos (salvo contadas excepciones) no difiere tanto. El fin de tan pactado sacrificio no es otro que el alabo, el corporativismo, el ensañamiento o la confrontación,” la rueda de reconocimiento” suele ser fácil para los ” periodistas” implicados. El público presente en plató (perfectamente coreografiado por el regidor) rendido incondicionalmente.

Hoy “la invitada” (a la que yo definí como individua) no solo ha convertido una dorada de 750 gramos en un puto chicharruco, me ha avergonzado por el toponímico que la presenta. Me ha avergonzado tele5, el Jordi, la noria, los ventiladores y mucho me temo que me seguirán avergonzando durante mucho tiempo. ¿Nadie puede acabar con esto?.

Ahora que nadie me diga que cambie de canal, que apague la tele o que abra un libro. Yo televisiono y leo cuando y como se me antoja y critico la doble moral de empleados y directivos de distintos medios de comunicación porque son unos impresentables.

4 comentarios:

Rostam dijo...

Buenas noches amigo. Las cadenas se defienden diciendo que dan lo que la gente pide, en la línea de las mil millones de moscas que no pueden equivocarse...

No sé si recuerdas aquella campaña para no poner telebasura en horario infantil al que se apuntaron hipócritamente todas las cadenas... fue un gesto de cara a la galería pero inútil para no privar a las criaturas de su ración de bazofia.

Por desgracia el único lenguage que entienden las cadenas es el tema "pasta" así que la presión se hace a través de anunciantes y cartas al director, y aunque se resisten apelando a "la independencia y la libertad de expresión" terminan cediendo.

Estos programas que presumen de "transgresores" en realidad son mediocres copias unas de otras, y muy complacientes con el gobierno de turno y el capital. A la iglesia y moral tradicional, por supuesto caña que para eso están.

Parece que tenemos tantas cadenas y programaciones donde elegir pero es como un todo a 100; hortera, defectuoso, sin garantías, barato y todo procede del mismo sitio.

Un saludo para Santander y enhorabuena por tu blog. Estás hecho un fiera

miquelet dijo...

Efectivamente, aunque no vea esos programas hay que criticarlo. ¿no te has dado cuenta que muchos de los niños de ahora emplean el vocabulario y los giros lingüísticos de esta carnaza empantallada? Primero es el vocabulario, después son sus prioridades en la vida, que van a girar (ya se hacía de todas maneras, pero bueno) en torno a la apariencia, en torno a que hay que conseguir dinero de la forma más rápida y sencilla posible.
Vamos a seguir creando monstruos.

Saludos.

Necronomicón.net dijo...

_Rostam:

Es como tu dices. La pasta. Pero uno no deja de sorprenderse viendo como se saltan los límites del mal gusto. Y si, es cierto, da igual la cadena que pongas, la mierda está sincronizada. Incluso los esponsos de la basura se sincronizan.

Gracias por la visita, por leerlo y por comentar.

Necronomicón.net dijo...

_Miquelet:

Pues si, los jóvenes de hoy no valoran el esfuerzo. Quieren “un buen trabajo”, “bien pagado”, “buen horario”. Pero esto lo quieren todos, incluso los que no se han esforzado en absoluto estudiando. Si el “buen trabajo” requiere de años de especialización (fontanero, electricista, carpintero, mecánico, etc.) no tienen la paciencia de entender que los primeros años en realidad le van a formar como un buen profesional. Quieren ser oficiales de 1ª desde el primer día.

Lo del lenguaje seguro que lo puedes explicar tú mejor. Yo puedo llevarme las manos a la cabeza cuando oigo “miembra” pero los jóvenes reinventan el lenguaje constantemente. Yo llegué a un acuerdo con mi hija hace tiempo (ella tiene 20 años) los SMS “me les tiene que escribir normal”. Llegó un momento que NO ME ENTERABA DE LO QUE ME ESCRIBÍA.

No generalizo, pero lo veo con frecuencia.

Gracias por la visita, por leerlo y por comentar.