miércoles, 3 de septiembre de 2008

_ENCONTRADO EN UNA BOTELLA.


Calle seducida por aires juveniles,
pletórica de alcantarillas y carámbanos
que se alzan como estalagmitas por
empedrados de mil figuras.

El sol bebe las angustias de las vecinas,
en un continuo deambular de puerta en puerta.

Agitadas, hambrientas de chismorreos
que apaciguarán a la hora de la comida
breve armisticio, que prolongará un dulce café.

Calle astiada de diarias procesiones
¡ cuántos silencios escondes en tu vientre ¡

No hay comentarios: