lunes, 18 de agosto de 2008

_ESTÁN ENTRE NOSOTROS.


Los países más avanzados tecnológicamente examinan y desarrollan sus investigaciones en distintos Departamentos Estatales, preferiblemente de Defensa. No es una leyenda urbana por mucho que intenten hacérnoslo pensar los estamentos de contrainformación.
Están entre nosotros.
El científico Kevin Warwick, ha presentado en la Universidad de Reading (Inglaterra) un androide.que reproduce algunas acciones humanas y aprende a través de la repetición, El cerebro biológico del robot, bautizado como Gordon, se creó a partir de neuronas de rata que se colocaron en una solución y fueron separados. Posteriormente las ubicaron sobre una cama de 70 electrodos.Parece ser que la habilidad de Gordon I se limita a caminar y chocar con las paredes Cuando sufre el choque su cerebro recibe un estímulo y esquiva el obstáculo. . "Ahora, estudiamos cómo enseñarle a hacer más acciones, aumentando el voltaje sobre distintos electrodos ", dice Warwick.
¡Qué engañados nos quieren tener!. La generación Gordon al menos tiene dos dígitos de apellido. LOS ANDROIDES CON NEURONAS DE RATA hace años que han desarrollado habilidades más complejas que chocar con las paredes o diferenciar izquierda de derecha.. De hecho hay pruebas de que alguno de éstos individuos, con evidentes defectos de serie, están entre nosotros.
La juez titular del juzgado número 4 de Majadahonda ha decretado prisión provisional sin fianza para Antonio Puertas, agresor del profesor Jesús Neira. Puertas fue detenido el pasado lunes acusado de homicidio en grado de tentativa por su agresión al profesor Neira, quien salió en defensa de la pareja de Puertas, cuando éste intentaba pegarle, y fue atacado con patadas y puñetazos. Cuatro días después entró en coma como consecuencia de las lesiones recibidas en ese momento. Jesús está a punto de perder la vida, hecho en el que al parecer han concurrido además posibles negligencias médicas. La agredida ha tratado de evitar la prisión de su compañero alegando que éste sólo mantenía con ella un acalorado forcejeo. Le exculpa asimismo porque Antonio Puertas, el supuesto maltratador, es toxicómano y una “buenísima persona”. El susodicho ser (individua) manifiesta que si Jesús Neira “no se habría metido”, no habría pasado “nada”, que no se considera una mujer maltratada y que no tiene por qué pedir disculpas a la familia del agredido.
Es hora de desactivar ¡ya! los androides con neuronas de rata defectuosos que se mueven peligrosamente entre nosotros, identificar las series deterioradas y considerar como agravante de su comportamiento anómalo el uso de sustancias naturales o artificiales que no saben procesar.

No hay comentarios: